jueves, 31 de diciembre de 2009

FELICIDADES ♥

Por acá también muevo cosas repentinamente a veces para hacerme existir y me quedo hasta tarde escribiendo, y multiplicadas veces me convenzo de que debe haber un error en todo lo que hago o pienso y que podría deberse a unas servilletas.
También desecho cualquier teoría, aunque ellas vengan y vuelvan y quieran salirse por mis dedos y estúpidamente las deje. Y pasa que muchas veces cualquier cosa se vuelve espejo y me mira desde una misma cara incluso camuflada en varias distintas, hasta que logro ver a la cosa misma.
En fin, las cosas pasan también acá como se combinan las frutas para el jugo. Lo único distinto es que hay luna llena, y que está porque puedo verla, aunque sea de día. Por eso es que confío en mis ojos, que están aprendiendo a ver sin prejuicios y entonces pueden elegir y nutrirse de aquello fértil y bello como para poder juntar entre los párpados toda la belleza que puedan y convertirse en un peón de luz, como dice la bella bruja.
Y hacerme notar cuando me cierro y me empaco en mí misma y me pierdo este gran puente de amistad que puedo tender siempre con el otro dispuesto, esa sumatoria de cariño que es la única que puede romper todo este manto de impotencia que a veces dejo acumular entre mis dedos.
Mi querido Pepe me ha hecho parir las palabras que inician el texto y luego me ha inspirado todo el cariño que desborda la casa de Calma, la sensibilidad y el acompañamiento de las palabras de Fero, Lena, Radamés y la calidez de Toro que a veces escribe pesimismo y es un tierno a mi parecer, y todo esto me lleva hacia unas palabras que encontró Pato, de Phil Ochs, que dicen que “En tiempos tan horribles, la única protesta valedera es la Belleza”, entendiendo por belleza el hacer precario de lo sencillo y posible que esté a nuestra mano en el camino de construirnos como seres de lumbre.
No sé porque me he puesto melancólica, es que estoy despidiendo a la que ya no quiero ser. Sepan disculpar mis torpezas, ustedes y todos, pero es que a veces siento que no logro expresar lo tanto que los quiero.
Mientras, al otro lado del océano, ya deberá ser año nuevo.

15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Si te pones melancólica te vuelves irresistible.

:)

Besos Karina.

calma dijo...

La que no quieres ser?, tú eres preciosa y una de mis mejores amigas en la distancia sólo física, no dejes nunca de ser, nunca, a mi me gustas así, tal cual.
Anoche había una luna llena preciosa, comentaba mi hija que era la luna azul, que solo se ve cada veintipico de años, estaba inmensa, seguro que la miramos a la vez.
Te lo he dicho en tu otra casa, gracias por tanto cariño, por tus palabras, por ser como el aire, delicada y perfumada, como una bella flor de nieve.
Un abrazo, feliz año y todo el cariño que va volando, ya lo sabes.

calma dijo...

Has nombrado a Radamés... cuánto le echo de menos...

Malvada Bruja del Norte dijo...

Yo también miré la luna justo el 31de diciembre, porque era un eclipse de luna azul y se veía un poco el eclipse, y (yo veía) el color azul...

Y fíjate la de sincronías que provocan unas palabras, que nos conectan al mirar la luna, al ir a una librería y ver un libro de la Odisea y pensar en Penélope y pensar en Tí.

Y gracias por tu homenaje, y por ser, y despide a la otra Karina si quieres, pero también hazla volver a veces...Recuerda, no eres UNA, sino MUCHAS!

Que el 2010 sea un año 10!!!

Un besote!

Jorge Arce dijo...

Me gusta mucho venir por aqui a encontrarte, aunque a veces me tarde un poco. Siempre es reconfortante saberte por tus palabras y mirarte mientras te leo. Un abrazo y 4 besos

Fero dijo...

Parece que a veces las fechas nos alcanzan y no nosotros a ellas. Quiero decir, hay momentos en cualquier momento para desear lo que deseamos, para proponernos lo que querramos, pero pasan los días, y nos alcanzan las fechas. No hablo en tu caso. Hablo en el mío. En esas listas.
Pero que no pase este momento sin agradecerte por el honor que me has hecho al recordarme.
Mucho éxito en este nuevo inicio. En esa despedida a la que ya no quieres ser. Disculpo tus torpezas si disculpas las mías.

Un abrazo.
Éxito.

Anónimo dijo...

Revisa tu mail.
Un abrazo.

Lena dijo...

¿Sabés que tengo un libro precioso que hicieron unas hacedoras?

Es que mi Santa Claus es una Santa Clausa Marulera...

Feliz 2010, querida...!

Te deseo un año lleno de cosas buenas.

Regreso a Mil Orillas.


Te dejo besitos!

RMC dijo...

Excelente texto que compartes y bonito blog,
un placer pasar por tu casa
que tengas una feliz semana
un abrazo
RMC

Anónimo dijo...

Gracias RMC, gracias a todos por pasar.

Les comento que estoy medio negada a este espacio y que me muevo mas fluídamente por el otro blog
www.desiertoatras.blogspot.com
Por si tienen ganas.
Sus palabras son maravillosas siempre.

Un beso

karina

Eli dijo...

Las hacedoras tienen en común que no son para nada comunes. Cuatro elementos que surgen, queriendo dejar de serlo. Tus letras son transparentes latidos, a la medida de un alma de agua, que fluye entre piedras ligeras, dotándoles de su fuerza. Ojos encendiendo sombras de piedra, apagando el grito de las estrellas. Tierra fecundando raíces de piedra, hasta reverdecerlas. Y viento floreciendo el aire que nos sueña. Cuatro voces se reflejan, acariciando una piedra, que recuerda lo que encierra. Un abrazo tierna poeta. Una de mis hijas lleva tu nombre y espero que se te parezca...

karina dijo...

Oh!!!

No sé que pasó con los comentarios. Unos borrados, con el número equivocado...

Pido perdón a los que se les ha borrado como por arte de magia, cosas de la web que no llego a controlar...

Creo que han sido los tuyos querido fero...

misterio :(

Abajo se puede ver como dice 2 y hay más....

Locura?...

Apocalipsis?


(jajaja)

Por decir algo en medio de tantos problemas gordos, che.

Besos a los que pasan por acá

PIZARR dijo...

Gracias Karina, al final has llegado tú la primera a visitar mi casa. Recorri tus dos blogs el otro día, pero no entré a comentar como siempre me ocurre ultimamente por falta de tiempo.

Se que usas ahora el otro blog, pero este me atrapó primero y en el te escribo.

Desde luego Karina, al leerte entiendo esa fusión con mi querida Pato en esos proyectos tan bellos que compartís.

Disfruté muchisimo al tener entre mis manos esos bellos cuadernos que elaborais con tanto cariño y al descubriros a Aye a Elsa y a ti compartiendo letras con Pato

Creo que ese intento autónomo y desesperado de fundar otra realidad que anuncia tu blog, va camino de llevarse a la práctica, porque si especiales fueron los cuadernos, la noche del sábado fue mágica de verdad.

Gracias por tu visita y por tus palabras,un fuerte abrazo

Andrés dijo...

Acá ya era año nuevo...

¿Cómo estás, flaca?

Adriana Alba dijo...

Un gusto conocerte Karina.

Abrazos!